Escoger una plantilla de WordPress

La plantilla que va a tener tu página web definirá su apariencia visual y en muchos casos también algunas funcionalidades.

En este sentido hay muchas plantillas que vienen con ciertas funcionalidades incluídas (vienen con sliders, plugin de testimonios, editor visual de la pantilla…). Pienso que esto no es lo recomendable, ya que si un día te da por cambiar la plantilla perderás todas las funcionalidades que has configurado.

La selección de la plantilla debería ser el primer paso que des a la hora de hacer una página web con WordPress, ya que las posiciones de los Widgets (más adelante veremos lo que son) y de los menús dependerán de la plantilla, y si cambiamos de plantilla a mitad de proyecto, tendremos que volver a realizar ciertas configuraciones.

La elección de la plantilla correcta para usar en nuestro proyecto desarrollado con WordPress no es para nada una tarea trivial. La correcta elección afectará a la facilidad que vamos a tener nosotros y nuestros colaboradores para administrarla, la imagen que va a transmitir, su velocidad de carga, compatibilidad con las extensiones que le añadamos, problemas a la hora de traducir…

Habitualmente en la elección de la plantilla el cliente suele fijarse sólo en el diseño, cuando realmente este es un factor más. En este sentido, hace unos días, un lector me mandó el siguiente mail:

Hola Pablo,
¡Espero que estés muy bien!
Te escribimos del grupo «Cruzando el charco» porque acabamos de seleccionar la plantilla de WordPress que nos ha gustado para el blog y queríamos saber tu opinión sobre la misma (¡no queremos arrepentirnos cuando sea demasiado tarde!).
La plantilla se llama: The blogger (http://themes.pixelwars.org/theblogger/default/)
Si no te parece la más adecuada, ¿podrías recomendarnos alguna parecida? ¿Qué elementos deberíamos evitar en una plantilla, considerando que queremos un blog muy limpio y visual?
¡¡Muchas gracias!!

Aunque hay infinidad de plantillas gratuitas que podríamos usar para nuestro proyecto, usar una plantilla de pago, en general, nos permite:

  • Tener un soporte técnico.
  • Tener más probabilidades de que todo funcione correctamente.
  • Tener actualizaciones y mejoras periódicas.
  • Tener más funcionalidades.
  • Tener un diseño más trabajado.

He intentado clasificar las diferentes plantillas de pago que hay en el mercado de la siguiente forma:

Las de Theme Forest

Theme Forest es una tienda online dónde puedes comprar infinidad de recursos digitales para tus páginas web. Por supuesto, también puedes comprar plantillas para WordPress.

En la agencia dónde trabajo, algunas de las páginas las hacemos usando las plantillas de Theme Forest. En otras ocasiones, debo hacer el mantenimiento de las páginas web de clientes que tienen esta plantilla instalada en su web.

Personalmente, no me entusiasman demasiado. Hay multitud de desarrolladores y es posible tener que dar soporte a una web que tiene una plantilla cuyo desarrollador no continúa actualizando.

Además, muchas de estas plantillas (por no decir todas), vienen con el plugin Visual Composer instalado de serie. Este plugin sirve para añadir contenido a nuestras páginas y artículos sin necesidad de saber HTML y CSS. Personalmente, tanto el editor de contenido por defecto de WordPress (Gutenberg) como el plugin Elementor (otro editor visual de contenido) me gustan más que el Visual Composer.

Otro plugin que típicamente tienen los plugins de Theme Forest el «Revolution Slider«. Aunque muy vistoso, tarda bastante en cargar y además es bastante conocido que ha tenido varios problemas de seguridad, como el famoso caso de los papeles de Panamá.

Por si quisieras experimentar algunas de las plantillas más famosas de Theme Forrest son Avada, Bridge, The7… la licencia de estas plantillas te va a permitir recibir actualizaciones en un único sitio web. Por tanto, cada vez que quieras utilizar la plantilla en un nuevo sitio web, deberás adquirir otra licencia.

Estas plantillas suelen tener extensos menús de configuración y a menudo manejar estas plantillas es tanto o más complejo como administrar el propio WordPress.

Si a pesar de estas consideraciones te decides a comprar una de estas plantillas (que aunque no sea mi primera opción es algo que hacen habitualmente en muchas agencias) te recomiendo expecializarte en una de ellas, ya que aprender a manejarte entre la extensa cantidad de opciones disponibles te llevará cierta cantidad de tiempo.

Las de Elegant Themes

Tengo la licencia vitalicia de esta plantilla… y sin embargo nunca la he usado. Por unos 250€ (pago único, aunque tiene otras modalidades de suscripción) es posible descargar cualquiera de sus plantillas. En este sentido, a la larga es más económica que ThemeForest, ya que no haría falta pagar cada vez que descarguemos una plantilla.

En este caso, el editor visual que usan es el Divi Builder. Me sigue gustando mucho más Gutenberg o Elementor.

Como te comentaba, no he experimentado mucho esta opción, pero creo que sería apropiada para alguien que quiere hacer páginas web a otras personas, con un diseño correcto aunque el desarrollador tenga pocos conocimientos de diseño y no sepa nada de código CSS. Creo que sería una buena opción para alguien con un perfil de diseñador offline que se quiere meter a hacer páginas web, sin tener que comprar una licencia cada vez que comienza un nuevo proyecto.

Una de las grandes ventajas de Divi, es a mi manera de ver, una gran desventaja. Divi viene con un montón de funcionalidades integradas. Viene con su propio formulario de contacto, su propio slider, su propio galería de imágenes… esto es genial porque la interfaz de uso de cada uno de estos componentes está perfectamente integrada con la plantilla y por tanto utilizarlos debería ser sencillo y exento de problemas de compatibilidad.

El problema que esto supone es que si un día te da por cambiar la plantilla ( y esto es algo que tarde o temprano solemos querer hacer), tendremos que seguir moviéndonos en el universo de Divi, o al desactivar la plantilla lo perderemos todo: slider, plugin de contacto, widgets… todo lo que dependa de Divi, desaparecerá. Por esta razón yo prefiero que la plantilla sólo me aporte diseño y una mínima funcionalidad. Así, si el día de mañana cambio de plantilla, este cambio tendrá un mínimo impacto sobre la web.

Las de StudioPress

Estas son las que más me gustan. La plantilla viene con muy poquitas funcionalidades. Y esto me parece una genialidad. Si la plantilla viniese con muchas cosas preinstaladas sería más pesada. Además, si la plantilla viene, por ejemplo, con su propio formulario de contacto, la idea sería utilizarlo. Pero a lo mejor yo me encuentro cómodo con otro formulario de contacto que no es el que trae la plantilla, y sería un poco raro instalar una plantilla que te viene con un montón de cosas para luego no usarlas.

Siguiendo con este tema, si la plantilla trae de serie sus funcionalidades programadas en el núcleo (no como un plugin aparte), al desinstalar la plantilla (es posible que dentro de 5 años quiera cambiar de plantilla), perderé todo lo que venía con ella (el slider, los testimonios etc). Si las funcionalidades de la plantilla no vienen integradas en ella, sino como plugin a parte, no tendría este problema.

Las plantillas de Studiopress son perfectas para integrarles un diseño a medida. Para ello es necesario tener conocimientos de código CSS. Si no tienes conocimientos de CSS es muy probable que termines aborreciéndola debido a lo límitado que estarás en la creacion de la web.

A pesar de que esta es mi opción favorita, he de reconocer que en los cursos que imparto de desarrollo web, a mis alumnos no suele gustarles esta opción. Suelen preferir usar el ratón para seleccionar opciones, en lugar del teclado para escribir código :(.

La administración de esta plantilla no es complicada, pero se hace, en generial, mediante código y si no sabes CSS ni modificar plantillas de WordPress con PHP no te recomiendo usar esta plantilla.

La configuración visual de la plantilla se almacena en una hoja de estilos, y no en la base de datos, como ocurría con las otras plantillas. Al no almacenarse en la base de datos, se reducen las consultas a la misma, dando lugar a una plantilla más rápida. El resultado es que estas plantillas son las más rápidas, y vienen muy optimizadas para el SEO.

Comparada con las plantillas que hemos visto hasta ahora, los diseños de estas plantillas son mucho más sobrios y simples ( o podríamos decir minimalistas, que suena mejor 🙂 ).

Las de Generate Press

Estas plantilla me gustan más que las de Divi para un usuario sin conocimientos de programación. Esta es mi recomendación, aunque he de reconocer que ese perfil de usuario suele optar por las plantillas de DIVI.

Son plantillas muy rápidas (aunque no tanto como las de Genesis), vienen optimizadas para el SEO y puedes modificar su aspecto visual sin necesidad de saber código CSS.

Tienen una modalidad de pago único que permite su uso de manera vitalicia en hasta 500 páginas web. de Su precio es de 250$.

También es posible usar una versión gratuita (aunque bastante limitada) de la plantilla.

Vienen sin editor visual de contenido, lo cual considero una ventaja, porque así puedo instalarles el Elementor o usar Gutenberg directamente.

Esta plantilla cuenta con una versión gratuita. Sin embargo, aunque puede serte útil para probar de manera superficial la plantilla, esta versión gratuita tiene demasiadas limitaciones frente a la versión de pago.

Puedes instalar esta versión gratuita desde el propio WordPress, buscando Generate Press dentro del menú Apariencia Temas Añadir nuevo

Instalar la plantilla

Appearance → Themes → Install themes

También podemos descargar una plantilla y descomprimirla en la carpeta wp-content/themes

← Entradas y Páginas
Categorías y Tags →

Aviso Legal | Política de privacidad