Pero… para qué aprender a programar?

Bueno, cada uno tiene sus motivos. En mi caso, siempre me gustaron los ordenadores. Los ordenadores… y jugar. Cuando era pequeño pasaba casi tanto tiempo configurando el ordenador para jugar a videojuegos, como jugando (recuerdo que había que hacer mil inventos para configurar la memoría del ordenador para poder entrar en el juego).

Un alumno (muchas gracias Paco) me mostró esta página: code.org. En ella, varias celebridades como Bill Gates, el creador de DropBox, el cantante de Black Eyed Peas… cuentan su relación con la programación; cómo empezaron; qué significa para ellos….

En la entrada sale Bill Gates diciendo que programar es sumar, restar y poco más. Bueno… en lo personal me parece algo más complicado, aunque estoy de acuerdo en que cuando por fin aprendes a programar, una de las grandes cosas que descubres es como descomponer un problema grande en pequeños problemitas, y estos pequeños problemitas idealmente no serán mucho más complicados que hacer sumas y restas.

Otro comentario es de la creadora del site girldevelopit una mujer que dice que para aprender a programar sólo hace falta tener determinación. Aquí estoy de acuerdo. Cuantas tardes habré pasado buscando errores en mi código, sólo para luego darme cuenta de que había cerrado mal unas comillas o me faltaba por poner un punto y coma. Mis errores no eran muy grandes ni complicados, pero era necesario tener una buena dosis de determinación para decirle al ordenador “de aquí no se mueve ninguno de los dos hasta que te pongas a funcionar” (mi ordenador sólo se mueve del sitio cuando tropiezo con el cable de la fuente de alimentación, y durante el tiempo que tuve un mac, ni siquiera eso, ya que tienen la patente para que el cable se acople al ordenador mediante un imán).

Aviso Legal | Política de privacidad