Sistema reticular activador ascendente

¿Te ha ocurrido que decides comprar un ordenador nuevo y a partir de ese momento no paran de llegarte inputs sobre ordenadores?. En la tele, en la radio, en internet, tus amigos, tu familia, los escaparates…. el universo parece haberse puesto de acuerdo para darte información valiosa sobre aquello por lo que te has interesado.

Incluso hay frases hechas que describen este fenómeno:

  • El Universo me está hablando.
  • La vida quiere que vaya por ese caminio.
  • La vida me está lanzando señales.
  • Cuando de verdad quieres algo, el universo entero conspira para que lo consigas.
  • Algo divino me ha puesto esto en el camino.
  • No exigen las casualidades, sino las causalidades.
  • Quizás sea el destino.

La ciencia ha encontrado un conjunto de neuronas ubicadas en la base del certebro (el tronco del encéfalo) llamado Sistema reticular activador ascendente que da una explicación a los fenómenos anteriores. Este grupo de neuronas participa en las siguientes actividades:

  • Regulación del sueño y la vigilia.
  • Regulación del estado de alerta.
  • La percepción del dolor físico.
  • Los movimientos involuntarios.
  • La filtración de la información que va llegando de los sentidos.

Si el sistema reticular activador ascendente no se encargase de filtrar los estímulos que nos llegan, estaríamos abrumados por ellos. Sonidos, olores, colores…. serían tantos estímulos, todos ellos con la misma vital importancia, que nos nos permitirían focalizarnos en nada. Esta situación nos llevaría a un estado de profunda confusión, desorientación e incluso locura.

Por tanto, el sitema reticular activador ascendente se encarga de filtrar los estímulos del entorno (básicamente para no volvernos locos) y sólo son esos estímulos filtrados de los que seremos conscientes.

Aunque el sistema reticular activador ascendente trabaja de forma automática, somos nosotros los que de manera consciente le indicamos qué estímulos nos interesan. Lo hacemos mediante la implicación consciente en algo. Le decimos a nuestro SRAA qué es lo importante a través de nuestra atención. Cuando decidimos interesarnos por algo, le estamos diciendo a nuestro sraa “Esto es importante para mí. Encuéntralo”.

Cuando prestamos atención a algo, le estamos diciendo a nuestro cerebro: “Esto es importante para mí. Fíjate en ello. Encuéntralo”. Si ponemos atención en una persona, en un pensamiento, en un tema, en un objeto, en un color o en sonido, el SRAA se encargará de buscar en la realidad, en todos los estímulos existentes lo que le estamos diciendo que nos interesa.

Por tanto, donde ponemos nuestra atención se pone nuestra consciencia.

Es importante conocer como funciona nuestro cerebro para poder guiarlo y ponerlo a nuestro favor.

El algoritmode búsqueda de Amazon funciona de manera similar al SRAA, de manera que cuando hacemos una búsqueda nos muestra productos relacionados a la que estamos buscando con la esperanza de que hagamos una compra mayor o más acertada.

Si confiamos en nuestro sraa estamos asumiendo la responsabilidad de nuestra vida. Nuestra vida ya no será el resultado azaroso de las decisiones de un ente superior o de los caprichos del universo. Nuestra vida será el resultado de dónde ponemos la atención.

Cómo usar el Sistema Reticular Activador Ascendente a nuestro favor

Repite lo que quieres. Deja de repetir lo que no quieres

Cuando te repites constantemente lo que no quieres que pase, eso es lo que te estás centrando y eso es lo que tu SRAA hará que veas.

Prohibir algo aumenta mucho el deseo de conseguirlo o hacerlo, ya que al prohibir algo le estamos dando nuestra atención.

Hay mucha gente preocupada porque no quiere tener ansiedad. O porque no quiere tener miedo a un examen. O porque tiene miedo a las enfermedades. Cuando te preocupas por algo, estás alimentando tu SRAA con ese pensamiento.

Preocuparse es utilizar la imaginacion para crear algo que no deseas

Abraham Hicks

Nuestro SRAA encuentra evidencias de lo que nosotros hacemos, repetimos, pensamos. Si pensamos que la gente es imbécil, encontraremos evidencias de que efectivamente así es, lo mismo que si pensamos que la gente es buena.

Si cultivamos una emoción, por ejemplo la rabia o la angustia, le estaremos diciendo a nuestro SRAA: esta es la emoción que me itneresa, y el SRAA encontrará estímulos en el medio que disparen esa emoción, o nos conectará con otras personas que también estén conectadas con esa emoción.a

Con nuestros pensamientos conscientes dirigimos nuestra atención → Con nuestra atención le decimos a nuestro SRAA qué es lo importante → El SRAA encontrará evidencias, estímulos y ejemplos de eso que es importante para nosotros → Esa información reafirmará nuestros pensamientos → Vuelta a empezar. Este proceso puede derivar en una creencia. Nuestras creencias determinan como nos percibimos a nosotros y a los demás y al mundo.

El maestro llega cuando el alumno está preparado. Desde el punto de vista del SRAA, el maestro llega cuando le decimos a nuestro SRAA que lo encuentre. Si te dices a ti mismo: “Quiero dejar de fumar”. Encontrarás libros, anuncios, consejos, estrategias, personas y estímulos que te ayudarán a lograr tu propósito.

Repite lo que quieres ser y de lo que eres capaz

Si quieres aprender a hablar en público, deja de repetirte que eso no se te da bien. Repite: hablar en público es una habilidad y yo puedo llegar a aprenderla. Estoy preparado para aprender a hablar en público. Quiero encontrarme nuevas ideas que me permitan aprender a hablar en público. Deseo encontrar un maestro que me enseñe a hablar en público.

No tienes que engañarte y decirte cosas como Soy muy bueno hablando en público si no es verdad. No debes mentirte, sino focalizarte.

Hazte preguntas que le den dirección a tu cerebro

La atención crea dirección. Hacerte preguntas vierte tu atención sobre un tema y te focaliza en él para que tu SRAA comience a trabajar.

Utiliza todos tus sentidos

  • Puedes usar la vista para focalizar un objetivo mediante imágenes.
  • Escuchar música que te ayude a evocar la emoción que necesitas para lograr tu objetivo.
  • Lee y habla sobre el tema que te interesa.
← Las reglas del universo
Pintar tu casa →

Aviso Legal | Política de privacidad