El camino hacia el éxito

Aunque no sea posible establecer una fórmula mágica para el éxito, dentro de las personas que lo han buscado y lo han encontrado ( a algunos el éxito les aparece sin buscarlo ni desearlo), se repiten ciertos patrones. Algunas de estas personas exitosas han dejado para la posteridad cita célebre que reflexiona sobre un punto clave en la consecución del objetivo.

Se podría descomponer el proceso de consecución de un objetivo en fases independientes. A cada una de estas fases le he vinculado una serie de citas célebres sobre las que merce la pena reflexionar.

Fase 1) Actitud

El punto de partida para construir un resultado exitoso es la actitud. Una buena actitud se puede construir a partir de de un proceso mental. Esto significa que podemos controlar y por tanto potenciar este proceso. Esta buena actitud terminará generando las emociones correctas que nos permitirán tener el arrojo necesario para tomar decisiones correctas. Tras haber decidido hacer algo, el siguiente paso, será hacerlo. Esta es la fase de la acción. Las acciones son la única cosa que puede traernos resultados.

Durante mucho tiempo mi actitud a la hora de encarar los problemas coincidía con esta frase:

Lo conseguimos por ignorantes, por no saber que era imposible.

Sin embargo, no conocer mis limitaciones originó varios problemas. Durante un año de mi vida, pensé que si lo intentaba con todas mis fuerzas lograría el objetivo que me había planteado: hacer malabares con 5 mazas. Durante un año entrené al rededor seis horas diarias machacando y machacando el truco de las cinco mazas, incluso cuando no tenía ganas, intentaba ir más hayá de mis límites.

Un año después, terminé desarrollando distonía ocupacional, una alteración que provova espasmos involuntarios y que se produce a menudo al entrenar ejercicios mecánicos bajo condiciones de estrés.

Creo que me hubiese venido bien aceptar que hay límites, y sobre todo, conocerlos. En este sentido, me siento más identificado con la oración de la serenidad de Reinhold Niebuhr:

Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia

Estado de ánimo

Si vas a dudar de algo, duda de tus límites

Don Ward

No existe ninguna víctima que sea rica.

T. Harv Ecker

La gente es demasiado perezosa para ser rica.

Jim Rohn

Para controlar tu vida debes asumir tu responsabilidad.

Pablo Monteserín 🙂

A veces, tu alegría causa tu sonrisa, pero también hay veces en las que tu sonrisa puede causarte alegría.

Thich Nhat Hanah

Lo mejor para dejar de fumar es un infarto

Valentín Fuster

Una tragedia puede llegar a ser el mayor de nuestros bienes si nos la tomamos de una manera que nos permita crecer

Louise Hay

Sólo contrato a los que sonríen y tienen buen humor. Si seleccionas a alguien que no sonríe, vas mal

Luis Rojas Marcos

La negatividad agranda los problemas y empequeñece las alternativas de solución

Doctor Fuster

Cuando dices que no tienes tiempo para algo, lo que en realidad estás diciendo es que no te importa lo suficiente.

La excusitis, victimitis, quejitis y la culpabilitis alivian el estrés del fracaso pero no lo solucionan.

Uno no se ahoga porque caiga al agua, se ahoga porque no sabe nadar.

Ojo por ojo y el mundo acabaría ciego. No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores.

Gandhi

Autoconocimiento

Lo que más nos irrita de los demás es aquello que puede conducirnos a un mejor entendimiento de nosotros mismos.

Carl Gustav

Todo hombre es sincero a solas; en cuanto aparece una segunda persona empieza la hipocresía.

Ralph Waldo Emerson

Si una y otra vez te planteas la misma pregunta, no cabe duda de que terminarás encontrando una respuesta.

Anthony Robins

Autoestima

La religión de todos los hombres debería ser la de creer en sí mismos.

Jiddu Krishnamurti

Las cosas en las que no eres bueno no interesan a la gente, y no deberían interesarte a tí. Sin importar lo que hayas conseguido en la vida, las cosas en las que eres malo siempre serán mucho más que las cosas en las que eres bueno. No dejes que tus límites bloqueen tu autoestima. Pon esos límites a un lado y da lo máximo por sacar lo mejor de aquello en lo que eres bueno.

Richard Branson

La autoestima es un sentimiento basado en sentirse querido y sentirse capaz. La autoestima, la opinión que tenemos de nosotros mismos, es muy importante para el éxito. Una autoestima saludable no significa creerse invencible, sino que uno siente que tiene en su interior lo que necesita para salir adelante con independencia de cuales sean las circunstancias. Y para ello son fundamentales dos cosas: primero, sentirse querido, que tiene que ver con la calidad de las relaciones que tenemos; y segundo, sentirse capaz, que tiene que ver con la preparación y con los logros que alcanzamos. El éxito refuerza la autoestima y sirve de estímulo para nuevos retos.

Jack Canfield

Vencer tus miedos

No es valiente aquel que no tiene miedo, sino el que sabe conquistarlo.

Nelson Mandela

La valentía disminuye cuando no la usamos; el compromiso languidece si no lo practicamos; la pasión se disipa cuando no la expresamos.

Anthony Robins

Cada vez que afrontas el miedo, este se vuelve más pequeño; cada vez que no le plantas cara, engorda un poco más. Se hace fuerte al ver que no te has atrevido. La consigna es clara: siente miedo, pero haz lo que tienes que hacer de todas maneras

Carlos Slim

Fase 2) Emoción

La sociabilidad no tiene que ver con el número de personas que hay alrededor, sino con conectar emocionalmente con ellas.

Controla tu mente. Gestiona tus emociones

Las personas reactivas se ven a menudo afectadas por el ambiente físico. Si el tiempo es bueno, se sienten bien; si no lo es, afecta a sus actitudes y a su comportamiento. Las personas proactivas llevan consigo su propio clima. El hecho de que llueva o brille el sol no supone ninguna diferencia para ellas.

Gestionar las críticas

Si no eres objeto de críticas, es que pasas desapercibido.

Si a una persona le va bien en el mundo de los negocios, le dirán que desatiende a su familia; si cumple con sus obligaciones familiares, le recriminarán su falta de ambición.

Céntrate en lo tuyo, tus objetivos y tu felicidad, y no dediques ni un minuto a otros temas menores.

El resentimiento es como tomar veneno y esperar que mate al enemigo.

Nelson Mandela

No te ofendas, no eres un títere

Aprende a gestionar tus emociones cuando te sientes ofendido.

Quién ofende o quiere ofender pretende manipularnos. Quiere controlar nuestro comportamiento y estado de ánimo. Quiere incidir en nuestras vidas y dejar huella.

Imagina que los disgustos y las palabras te rebotan como si las balas de goma de una pistola de juguete en una pared. Imagina que puedes oírlo todo pero que no te afecta porque estás cubierto de un escudo que tu levantas y que te rodea. Estás en una burbuja y nada puede perturbarte. Puedes comprender las palabras e incluso aceptar que tu actitud puede haber contribuido a ellas, que te las están diciendo para que entiendas que no las mereces y que forman parte del mundo de esa persona no del tuyo.

Fase 3) Decisión

– Los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos dudas.
– Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y que puente hay que quemar.

Bertrans Rusell

Cuando te dedicas intensamente a algo durante un tiempo, tienes que dejar otras vidas que podrías estar viviendo.

Steve Jobs

Elige bien a quien ayudar y quien te ayuda. Es igual que hacer negocios o tener deudas, no vale cualquiera.

La gente paga 100€ para ir a ver un partido de futbol pero luego se hace la remolona para ayudar a un amigo en una mudanza. Me gusta la gente con mi escala de valores. Creo que es la buena.

Pablo Monteserín

Fase 4) Acción

Historia del maestro de cerámica

El maestro de cerámica dividió la clase en dos grupos. Los alumnos del grupo A serían calificados en función de la cantidad de trabajo producido, mientras los del grupo B serían evaluados en función de la calidad.
Al final de la clase, el maestro sacaría una báscula y pesaría el trabajo del grupo “cuantitativo”: 25 kilos de vasijas darían un 10, veinte kilos darían un 8 y así sucesivamente. Los evaluados por la calidad, debían producir una vasija —perfecta— para obtener un 10.

Al llegar el momento de la evaluación, surgió un hecho curioso: los trabajos de más alta calidad
fueron producidos por el grupo que era evaluado por la cantidad. Parece que, en tanto el grupo “cuantitativo”
producía pilas de trabajo y aprendía de sus errores, el grupo “cualitativo” teorizó sobre la perfección y, a fin de
cuentas, tenía poco que mostrar, a no ser por teorías grandiosas y un montón de barro sin procesar.

Citas

Sábete Sancho, que no hay un hombre que sea más que otro, sino que hace más que otro.

Don Quijote de la Mancha

Escuchar significa, sobre todo, deseos de comprender.

Steven Covey

Disciplina es pagar el precio para traer la visión que soñamos a la realidad.

Stephen Covey

Nada en este mundo puede sustituir a la persistencia. El talento no puede; nada es más común que los fracasados con talento.

Calvin Coolidge

– Los ricos ven una oportunidad y se abalanzan sobre ella. Y ¿los pobres? ¡Ellos siguen preparándose!

– Si estás dispuesto a hacer sólo lo que sea fácil, la vida será dura. Pero si estás dispuesto a hacer lo que sea duro, la vida será fácil.

T. Harv Ecker

Hay mucho trabajo entre una buena idea y un buen producto.

Steve Jobs

Toda verdad ignorada prepara su venganza.

Ortega y Gasset

Cuando hago el bien me siento bien; cuando hago el mal me siento mal.

Abraham Lincoln

Fase 5) Resultados

Keep it simple →

Aviso Legal | Política de privacidad